EN QUE CONSISTE LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA!

GOBIERNA

 

Democracia Universal, la única herramienta real de transmisión de la voluntad popular a las instituciones

¿Qué es?


 

Democracia Universal se puede concebir como un parche, que colocado en el vigente sistema de partidos políticos, nos sirva para tomar decisiones de una manera democrática.

Puesto que los ciudadanos no tenemos la capacidad de legislar, y por ende cambiar las reglas del juego, (el voto convencional y las propuestas legislativas se han demostrado inútiles),  tenemos que idear modelos imaginativos para llegar de una manera efectiva no perder la estructura horizontal que tienen las agrupaciones ciudadanas. Nosotros lo hemos conseguido. Sólo faltas tu para moverlo hacia delante.

 

Democracia Universal te ofrece la posibilidad de intervenir en las decisiones políticas sin ostentar un cargo, sin grandes responsabilidades, y de manera fácil y directa. 

¿Es un partido o un movimiento ciudadano?

Ambas cosas. Queremos participar en las decisiones que nos afectan a todos, una repercusión real, y la capacidad de actuar. Por tanto la representación es necesaria, pero aún así, tenemos una estructura totalmente horizontal propia de los movimientos sociales. 

Somos el reflejo de la sociedad civil en las instituciones que nos gobiernan

¿Cómo funciona?

Los representantes obtenidos por Democracia Universal, en cualquier institución: (congreso de los diputados, ayuntamientos, cortes, etc), están vaciados completamente de su voluntad personal de decisión, de manera que, de acuerdo a nuestros estatutos, se hayan anclados a las decisiones de los miembros. [ ¿Qué quiere decir esto? ]

Cuando al representante se le presente cualquier votación, la misma tendrá que ser decidida previamente en asamblea general de los miembros, con antelación suficiente para que se transmita de manera directa. De esta forma la soberanía vuelve donde siempre ha debido estar: en la ciudadanía.

Los representantes de Democracia Universal en cualquier institución votarán de acuerdo a los resultados de las votaciones que los afiliados, (cualquier ciudadano), realizarán de manera sencilla y directa. La política al servicio del ciudadano como nunca antes había sido.

¿Qué significa ser miembro?

El sistema está pensado para que cualquier ciudadano interesado en participar en las decisiones que le afectan directamente, pueda hacerlo. Por ello, ser miembro de D.U es muy sencillo. Y gratuito. (No hay cuota de para los afiliados)  [afiliación]

Sólo se necesita rellenar un formulario online, y tu D.N.I. Si los ordenadores no son lo tuyo, siempre podrás hacerlo de la manera tradicional.

¿Cómo se puede participar?

Existen 3 niveles de participación. Votante simpatizante: capacitas que sea posible una representación de Democracia Universal en las instituciones y por tanto, haces funcionar la máquina de transmisión de la voluntad popular a las instituciones. Afiliado: puedes, además intervenir en las asambleas, ya sean presenciales o digitales, y participar en las decisiones con el voto convencional o el e-vote, (voto electrónico a través de la red del partido). Cargos de responsabilidad dentro partido, participante en comisiones. Es el nivel más alto de implicación, en el que pones tus aptitudes y conocimientos al servicio del bien común. Las comisiones, son grupos de trabajo de expertos, creadas con una finalidad concreta, de carácter altruista y regidas por los mismos principios que la asamblea. Contacta.

La revolución está en marcha. Sólo faltas tú. 

¿Por qué este sistema?

De un golpe pasarás de no poder decidir sobre nada en absoluto, a decidir sobre sobre todo lo que te pueda interesar.

¿Existirá un programa electoral?

Debido a que Democracia Universal es ante todo un sistema que hace posible la toma de decisiones,   no podemos decidir a priori las decisiones futuras que deben ser legitimadas por la ciudadanía. Por tanto, más que una retahíla de promesas vacías que invaden la campaña electoral de los partidos actuales, más bien será una  de nuestra manera de actuar, una descripción del sistema de democracia directa, los principios que lo regulan, los fines que lo mueven, y una exposición de por qué es beneficioso y necesario este cambio para el ciudadano.

  • El programa electoral no consistirá en un sinfín de promesas vacías
  • Éste recogerá las demandas más acuciantes de la ciudadanía, también propuestas ciudadanas enmarcadas dentro de los principios fundamentales.

Describiremos los fines que nos mueven; Éstos sirven de orientación, un camino a seguir, pero habrán de ser condensados en propuestas concretas que necesariamente serán votadas por la ciudadanía. [ver fines]

No prometemos nada, sólo tu futuro. 

¿Es esto un sistema en el que todo el mundo decidirá sobre todo? ¿No es esto un caos?

Todas las votaciones serán filtradas previamente por las comisiones especializadas, que ofrecerán su punto de vista particular y técnico del problema en cuestión. Por ello éstas células desgranan la información para el ciudadano, de modo que sea más accesible y se pueda crear una opinión al respecto. Pero es necesario, y existirán los mecanismos, que el ciudadano tenga conocimiento de esta información facilitada, antes de hacer ningún juicio al respecto. De esta manera aseguramos el buen criterio y la valoración adecuada de la decisión a tomar.

 

Por lo dicho anteriormente, los intereses y conocimientos propios del ciudadano serán el primer filtro a este respecto, de modo que no todo el mundo decidirá sobre todos los temas: sólo aquéllos que despierten un especial interés y puedan tener una evaluación adecuada del ciudadano.

 

Habrá una regulación de los foros de debate y las intervenciones asamblearias, de modo que en ningún caso se supeditará la búsqueda de un consenso previo, a la toma de la decisión particular. Esto es muy importante a la hora de celebrar asambleas: el fin de la misma será tomar la decisión para que sea transmitida a los representantes, de modo que el debate no se prolongará indefinidamente, tendrá unos ritmos y un objetivo particular muy claro.

Con el sistema actual, no puedes decidir sobre los asuntos que te afectan directamente. Nosotros te ofrecemos la posibilidad de hacerlo, sólo si tú quieres, claro.

¿Es D.U. un partido sin ideología?

Democracia Universal busca ante todo devolver al ciudadano su papel en la política y que su voluntad sea tenida en cuenta en toda decisión. Por ello su papel principal, (que no el único), es transmitir esa voluntad a las instituciones en forma de una democracia directa. Por tanto sería absurdo que existiera una ideología preestablecida por la que un miembro tuviera que votar obligatoriamente una u otra cosa, (como ocurre en los partidos con ideología). Es preciso recordar que los representantes de D.U. han sido despojados de su capacidad de decidir desligadamente del pueblo, y por tanto también limitados en la posibilidad de seguir corrientes ideológicas, intereses particulares, o simplemente actuar de manera corrupta.

 

También huimos de la rigidez que aportan las ideologías a la hora de actuar: No queremos, (ni podemos tampoco de acuerdo a nuestro sistema), mirar en el manual qué decisión debemos tomar de acuerdo a una determinada ideología. En cambio apostamos por un arma muy poderosa: la razón humana, y una serie de principios que nos ayudarán a tomar la decisión que buscamos; la mejor solución entre todo el abanico de las posibles, la óptima, la más legítima, la más justa. Las buenas ideas siempre convergen, sea cual sea tu punto de partida.

¿por qué?

[ Nuestra tesis es que en cierta medida todos estamos equivocados, y que las posturas ideológicas, la identificación, los colores y las banderas, son un error de partida. No queremos una ideología, rechazamos todos los -ismos y por encima de todo, los prejuicios y las creencias en las que a menudo se basan. No negamos que podemos llegar racionalmente a conclusiones muy cercanas a ciertas ideologías, (las buenas ideas, siempre convergen), pero nuestro camino es muy diferente: se hayan siempre en concordancia con un principio de un bien común, en contraste con las posturas ideológicas que miran por un sector, (más o menos amplio), de la sociedad. Tampoco creemos en las ideas impuestas, a modo dogma. Los partidos y organizaciones políticas a menudo caen en el adoctrinamiento. Haciendo “política” desde la ideología siempre se tiende a reformar un sistema educativo para fabricar mentes de acuerdo con dicho pensamiento. Sí a la palabra. Sí a las ideas. ] 

No somos ni el rojo ni el azul. Somos la unión de todos los colores. El blanco. 

¿No existe riesgo de que se tomen medidas precipitadas y equivocadas?

Es cierto que en ciertas ocasiones se han tomado medidas moralmente reprobables, en circunstancias muy concretas, bajo un sistema de democracia representativa, o incluso dentro de un sistema de democracia directa.* Pero debemos tener en cuenta, que esas decisiones sólo estaban dentro de un marco legislativo concreto, pero no eran valoradas desde otros puntos de vista, ej, derechos humanos, principios fundamentales, etc.  Éstas podrían estar avaladas por la mayoría de los votantes, pero no cumplir una serie de requisitos éticos fundamentales, que la legislación en ese momento no recogía o que incluso omitía la voz de una parte la ciudadanía **

En nuestro sistema, existen una serie de criterios que deben verificar de manera simultánea las propuestas que sean ratificadas por la asamblea. De manera transversal, los principios sirven como núcleo duro de las decisiones, y establecen una base fundamental de la que parten las ideas  más concretas. Existen asimismo, mecanismos de impugnación y veto por los cuales se puede congelar un proceso si se tienen dudas sobre su cumplimiento de cualquiera de los principios. [ver] Cualquier ciudadano podrá abrir este proceso, al que se le dará prioridad para resolverlo con la máxima prontitud.

*Puede ser el ejemplo de Hitler, quién llegó al poder como líder de la primera fuerza política.

** como es el ejemplo del referéndum sobre voto femenino en Suiza en el que se excluyó a las propias mujeres.



Actualizaciones del Blog